Paseando por Córdoba

Córdoba es una de las ciudades con más encanto de Andalucía. En sus calles se respira aún la influencia de las diferentes culturas que la habitaron, con especial presencia de su pasado árabe. Fue capital de Hispania durante la república romana, alcanzando su máximo esplendor durante el Califato Omeya, y convirtiéndose a finales del primer milenio en la ciudad más grande y culta del mundo, durante los reinados de Abderraman III y su hijo Alhaken II.

Por suerte, la tenemos cerca y podemos hacer escapadas rápidas. Aquí os dejamos la última que hemos hecho:

Comenzamos el día en Medina Azahara. Situada a unos 8 kms de Córdoba, en las faldas de Sierra Morena, se encuentra el yacimiento arqueológico de esta ciudad. Fue mandada construir por el primer Califa de Córdoba, Abderraman III entre el 936 y el 976, como muestra de su poder, convirtiéndola en la capital del reino, aunque la leyenda cuenta que lo hizo como regalo a una de sus esposas, su favorita, Azahara. Esta ciudad aglutinaría las labores tanto administrativas como residenciales del califato. A pesar de su importancia y esplendor, “la ciudad brillante” apenas sobreviviría un siglo hasta que fue destruida.
Tras siglos de abandono, es a partir de 1911 cuando comienza el trabajo de recuperación del yacimiento, trabajos que continúan a día de hoy y que sólo han sacado a la luz un tercio de su extensión original, especialmente las terrazas más altas que fueron ocupadas por el califa y su corte, así como para la parte gubernamental superior del califato. Cerrado hoy día al púbico está el Salón Rico de al-Hakam II, lugar donde el califa recibía a los mandatarios de otros imperios, espacio que dicen es lo más espectacular de Medina Azahara.
Entrada: gratis para la UE, resto 1,50€. Hay que sacar la entrada en el museo (aunque sea gratis) y coger un bus lanzadera (2,50€) que lleva hasta el yacimiento, no se puede subir en coche.
Recomendación: Ir temprano para evitar aglomeraciones. Junto al museo hay 2 aparcamientos gratuitos, pero teniendo en cuenta la afluencia de visitantes, se quedan pequeños.

IMG_4752

Seguimos nuestro paseo por Córdoba visitando la Mezquita. La Mezquita de Córdoba es la joya de la corona del arte omeya hispanomusulmán, y uno de los monumentos más visitados de España. Se comenzó a construir en el año 786 y tuvo 3 ampliaciones, siendo las más importante la que llevaría a cabo Almanzor,  que terminó por dotarla de 23400 metros cuadrados, creando un bosque de 1300 columnas que sostienen 365 arcos que alternan blancos y rojos. En el muro de la quibla se encuentra un mihrab que pasa de ser un simple nicho donde guardar el libro sagrado para los rezos, a una pequeña habitación octogonal cubierta por una cúpula con forma de concha, todo ello espectacularmente ornamentado por diferentes tipos de mosaicos. En su interior se alza la Catedral de Córdoba.
Entrada: 10€; 5€ para niños de 10 a 14 años y discapacitados, y gratis para nacidos y/o residentes en Córdoba, menores de 10 años y titulares de la tarjeta “Andalucía Junta 65”.
Recomendación: Aparcar por esta zona es muy difícil. Nosotros dejamos el coche en el Centro Comercial el Arcángel, está cerca y es gratuito.

IMG_4820

El Patio de los Naranjos es el espacio exterior de la Mezquita, dentro de la zona amurallada. Su visita es gratuita y anexa a una de sus 6 puertas (la Puerta del Perdón) se encuentra el campanario de la Catedral, que envolvió en su construcción el alminar de la mezquita, desde el que se llamaba al rezo.

IMG_4915

Aunque habíamos visitado la Mezquita en varias ocasiones, nunca habíamos subido al campanario. Solo cuesta 2€ (si no eres de Córdoba) y las vistas son espectaculares.

IMG_4930

Para finalizar nuestra escapada, paseamos por las calles de la judería. Una de las más famosas es la Calleja de las Flores desde la que podrás disfrutar de la famosa postal del campanario. En 2018 fue considerada la calle más bonita de España y la cuarta del mundo.
Volvemos hasta el coche disfrutando del Puente Romano. Es el sitio perfecto para ver atardecer. Se alza sobre el río Guadalquivir, dando entrada a Córdoba a escasos metros de la Mezquita. Durante 20 siglos fue el único puente con que contó la ciudad hasta que a mediados del siglo XX se construyera el Puente de San Rafael. Sus 16 arcos y más de 300 metros de longitud han servido como escenario también para el cine y televisión, siendo su aparición más reciente en la serie Juego de Tronos donde se transformó en el puente de la ciudad libre de Volantis.

Tal vez te interese…
Visita guiada por la Córdoba Monumental
Visita guiada por los Patios de Córdoba
Visita Guiada por la Mezquita-Catedral, Sinagoga y paseo por la Judería
– Conoce sus pueblos: MontillaZuheros

6 respuestas para “Paseando por Córdoba”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .