Londres en 3 días

Londres es la capital y mayor ciudad de Inglaterra y del Reino Unido. Está situada a orillas del río Támesis. Londres es una ciudad global, uno de los centros neurálgicos en el ámbito de las artes, el comercio, la educación, el entretenimiento, el turismo o el transporte, así como el principal centro financiero del mundo. También es la ciudad más visitada considerando el número de visitas internacionales y tiene el mayor sistema aeroportuario del mundo según el tráfico de pasajeros.

Nosotros solo pudimos disfrutarla durante 3 días, pero estamos seguros de que volveremos!

Día 1:

Llegamos al aeropuerto de Luton a medio día. Cogimos el bus para ir hasta el centro con la compañía National Express (aunque los billetes los compramos con EasyBus). Recomendamos comprar por internet; los autobuses son nuevos y muy cómodos y, aunque el trayecto es más lento que en tren, bajo nuestro punto de vista el ahorro de dinero merece la pena, además de que la parada nos dejaba a muy poca distancia de nuestro hotel. En esta ocasión nos alojamos (tras una reubicación por problemas con el primer hotel) en The Caesar Hotel, y la verdad que el cambio fue extraordinario para nosotros.

Londres 01
Palacio y jardines de Kensington

Como está situado a apenas 5 minutos a pie de Hyde Park, decidimos entrar a visitar el Palacio de Kensington y los jardines (que son una parte de Hyde Park). 

Desde aquí cogimos el metro (información detallada de la tarjeta de transporte Oyster) y nos dirigimos al British Museum.

Londres 02
British Museum

Los museos en Londres son gratuitos, una razón más para visitarlos, pero dado el tiempo que teníamos optamos por ver sólo 2. A éste le dedicamos una parte de la tarde, especialmente centrada en la sección de Egipto, aunque para recorrerlo bien se necesita al menos 4 – 5 horas (horario: de 10 a 17.30h, los viernes cierra a las 20.30h aunque no todas las salas).

Londres 03
Neal’s Yard

Seguimos paseando hasta Neal´s Yard, un pasaje muy colorido en Covent Garden, de esos que pasan desapercibidos y que se encuentran por casualidad o por recomendación (ese fue nuestro caso), y la verdad que es magnífico lugar para hacer una pausa en el camino y tomar algo en los bares que allí se encuentran.
Desde aquí nos adentramos en el Soho, hasta llegar a Carnaby Street, una calle peatonal llena de comercios muy cerca de Oxford St., y junto al principio de la calle vimos los almacenes Liberty, con una fachada de lo más fotogénica. Seguimos bajando por Regent St. (la otra gran calle comercial de Londres) hacia Picadilly Circus, pero haciendo un nuevo alto, esta vez en los almacenes Hamleys, la juguetería más grande del mundo, con 7 plantas, donde no pudimos resistirnos a perdernos y sentirnos niños.

Londres 04
Estatua de Eros

Regent St. desemboca en Picadilly Circus, uno de los principales puntos de encuentro de la ciudad en el corazón del West End, donde destaca su fuente y las enormes pantallas de vídeo. Es otro de los puntos fundamentales de la ciudad. Y a apenas 5 minutos está otra de las grandes plazas, Leicester Square, donde aprovechamos para cenar (en este caso optamos por una cadena de comida rápida), aunque antes entramos a la tienda M&Ms World, una enorme tienda con muchísimo colorido donde comprar desde chocolate hasta ropa de la marca (aunque el precio es elevado).

Junto a Leicester Square, y siguiendo en el Soho, se encuentra la puerta de entrada a Chinatown, varias calles repletas de restaurantes, panaderías, tiendas de recuerdos y otras empresas chinas. Su coloridas calles fueron el lugar ideal para completar el día.

Día 2:

03 Hyde Park
Hyde Park

El segundo día fue el más intenso, pues contábamos con muchas más horas para perdernos por la ciudad. Comenzamos atravesando Hyde Park y viendo la estatua de Peter Pan, el Princess Diana Memorial Fountain, el Lago Sempertine, y disfrutando de su flora y fauna (las ardillas nos enamoraron). Seguimos entre jardines, en este caso los que rodean el Palacio de Buckingham, nuestra siguiente parada.

En este caso, tuvimos que realizar un cambio de ruta, y es que al llegar descubrimos era la celebración por el cumpleaños de la Reina y el Trooping the Colours, un desfile militar realizado por los regimientos del ejército británico que siempre se celebra un sábado de junio. Tuvimos la suerte de ver algo que solo ocurre una vez al año ¡y además sin esperarlo! Tras disfrutar del desfile, cruzamos el parque y bordeamos St James Park hasta Trafalgar Square, donde se encuentra The National Gallery, el principal museo de arte de Londres contando con más de 2300 pinturas. La plaza de Trafalgar es uno de esos lugares que siempre se encuentran abarrotados de turistas, dada su amplitud y su localización. En este caso también se encontraba dentro de la zona de desfile y una gran parte estaba vallada.

Seguimos este paseo improvisado bajando por Whitehall, por delante del Horse Guard Parade y junto al edificio del Ministerio de Defensa hasta llegar a la ribera del Támesis, encontrándonos frente a uno de los símbolos de la ciudad, el London Eye, la noria más alta de Europa que recibe más de 3,7 millones de visitantes al año. Desde este margen del río se obtienen una de las mejores vistas.

03 London Eye
London Eye

A poca distancia se alza el Big Ben, el mítico reloj londinense (el edificio estará en obras al menos hasta 2021) y nos acercamos hasta el Palacio de Westminster, sede del Parlamento Británico. Al lado está la Abadía de Westminster, un lugar que se recomienda visitar por dentro, aunque dado el poco tiempo del que disponíamos y las largas colas, dejamos como excusa perfecta para una próxima visita.

03 Bigben
Palacio de Westminster y Big Ben

Cruzamos el puente de Westminster y comenzamos a recorrer la ribera sur del Támesis, que se convirtió en una de las partes que más nos gustó del día. Pasamos bajo el London Eye y por delante del Royal Festival Hall (se puede entrar al baño y no hay que pagar, de esto no hay mucho en Londres); a su espalda se encuentra el Southbank Food Market, lugar que elegimos para comer con un buen número de puestos de diversas nacionalidades. Los mercados de street food continúan por la ribera.

Tras el breve descanso, cruzamos por Blackfriar Bridge y nos encontramos con un pub realmente llamativo, The Blackfriar, de planta triangular y cuya fachada principal es apenas la puerta de entrada, uno de esos lugares que bien merecen una foto; además nos lo encontramos de camino a Saint Paul´s Cathedral, que con sus 110 metros de altura la convierten en la segunda más grande del mundo tras la basílica de San Pedro del Vaticano, y cuya cúpula es su punto más característico, a la que se puede subir.

Justo enfrente de la fachada sur de la catedral está el Millenium Bridge, un puente colgante peatonal que cruza el Támesis y suele ser muy transitado. Los seguidores de la saga Harry Potter lo recordarán saltando por los aires en “El Misterio del Príncipe”. Y siguiendo con lugares de la saga del pequeño mago, caminamos hasta Leadenhall Market, un mercado victoriano de los más antiguos de la ciudad con un encanto muy especial (que se convirtió en el Callejón Diagón, y uno de sus locales fue la entrada al Caldero Chorreante).

A pocos metros y en pleno corazón de la city londinense está el Sky Garden, también conocido como el Walkie-talkie por su forma,  un rascacielos que en su plante 35 cuenta con un mirador único de 360º que ofrece unas maravillosas vistas panorámicas de la ciudad y un espectacular jardín, además de varios bares y restaurantes. El acceso es gratuito, aunque hay que reservar a través de su web, y es recomendable hacerlo con tiempo ya que tiene un cupo para que no haya aglomeraciones.

Desde aquí nos dirigimos hasta uno de los lugares que más nos gustó, el Tower Bridge. Este imponente puente con sus características torres gemelas, se alza 65 metros de altura y tiene 244 metros de longitud. Sin duda es el puente más bonito de la ciudad y uno de los más conocidos del mundo. Su imagen que se hace imponente según te vas acercando le ha otorgado esa fama. Y a su lado está la Torre de Londres, un castillo que data de 1066. La Torre es un complejo de varios edificios situado dentro de dos anillos concéntricos de muros defensivos. Durante más de 900 años fue sinónimo de terror debido a que se trataba del lugar en el que eran encerrados todos aquellos que ofendían al monarca. Además ha funcionado como residencia real, arsenal y fortaleza, y en ella actualmente se pueden ver la Joyas de la Corona, además de a sus residentes más famosos, los cuervos.

Londres 05
Tower Brige

Tras un buen rato admirando el Tower Bridge, lo cruzamos y recorrimos la ribera sur del Támesis en dirección de nuevo al London Eye. Esta parte del camino nos gustó especialmente y la recorrimos en un agradable paseo, contemplando el moderno edificio del Ayuntamiento de la ciudad, el HMS Belfast (un barco de guerra reconvertido en museo), el London Bridge (es comúnmente confundido con el Tower Bridge), The Shard (un rascacielos de 95 plantas que tiene otro de los espectaculares miradores de la ciudad), el Shakespeare´s Globe Theatre (réplica del teatro donde Shakespeare representó sus obras más famosas) o el Tate Moderm (museo de arte moderno). Nos acercamos también al Borought Market, uno de los mercados más antiguos y conocidos de la ciudad. También nos encontramos un concierto y varios artistas callejeros, con lo que el paseo no pudo ser más ameno.

Cuando nos acercábamos al Waterloo Bridge, decidimos que era un genial momento para cenar (había que adaptarse al horario inglés) y aprovechamos los puestos de street food para comer mientras disfrutábamos del inicio de puesta de sol tras el Big Ben.

Pero antes de terminar el día, no podíamos dejarnos sin ver de cerca el Buckingham Palace, así que cruzamos el Westminster Bridge y allí nos dirigimos, estando ahora mucho más tranquilo que en la mañana, y permitiéndonos ver la magnitud del edificio y, frente a él, el Victoria Memorial. Un magnífico broche a este intenso día, así que tomamos el metro y nos fuimos a descansar.

03 Londres 06
Buckingham Palace

Día 3:

Para nuestro último día dejamos la zona más cercana al hotel para optimizar mejor el tiempo del que disponíamos. Como siempre, tocó madrugar y tras un brutal desayuno, comenzamos nuestra marcha. Volvimos a pasear por Hyde Park, y es que nos enamoramos de este parque. Y para mayor suerte, amaneció un día magnífico, con lo que había mucha gente paseando y haciendo deporte, la zona estaba realmente animada.

Bajamos hasta el Albert Memorial (un templete dedicado a Alberto de Sajonia, esposo de la reina Victoria), y justo de frente, solo saliendo del parque, se alza el Royal Albert Hall, uno de los teatro más emblemáticos del mundo que acoge a multitud de eventos, no sólo de música. Junto a él, por su cara sur, está el Royal College of Music.

Tras esto, y dejando atrás el Museo de Ciencias, nos dirigimos hacia el plato fuerte de la mañana, el Museo de Historia Natural. Nos dejó fascinados, y recomendamos al menos dedicar un par de horas para verlo, aunque se necesita una mañana, ya que dentro ¡el tiempo vuela! Y si sus diversas exposiciones son atractivas, el plato fuerte se lo lleva el hall del edificio, con el espectacular esqueleto de una ballena colgado del techo. No os contamos mucho más, preferimos que vayáis a verlo, recordamos que los museos son gratuitos.

03 Londres 07
Museo de Historia Natural

A pesar de que hubiésemos pasado allí más horas, decidimos irnos hacia la última zona a visitar, el barrio de Notting Hill y sus casitas de colores. Subimos paseando por Kensington Church St. y nos encontramos con uno de los bares más curiosos que hemos visto, The Churchill Arms, con una decoración floral en su exterior que merece la pena ver y fotografiar.

Finalmente nos adentramos en el barrio de Notting Hill, y paseamos por sus encantadoras calles. En nuestro caso decidimos centrarnos en las que quedan entre Uxbridge Street y Kensington Pl (Farm Pl, Callcott st, Hillgate st, Farmer st, Jameson st), que las encontramos más tranquilas, con lo que disfrutamos de sus coloridas fachadas que se han hecho tan famosas.

03 Notting Hill
Notting Hill

Londres es uno de esos sitios a los que siempre merece la pena volver, así que… volveremos!!

Tal vez te interese
Cuaderno de Viaje de Londres
Oyster Card
London Pass
Free tour por Londres
Audioguía Gratuíta
Tour de Harry Potter en los estudios Warner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .